Estatuto de la SIEP

TITULO I: DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- “Sociedad de Investigación Educativa Peruana” es una Asociación Civil sin fin de lucro, sometida a las Leyes y Tribunales de la República del Perú. Asimismo, la Asociación podrá utilizar las siglas SIEP, como denominación abreviada.

La Asociación inicia sus actividades en la fecha de otorgamiento de la Escritura Pública de constitución. El plazo de duración es indeterminado.

Artículo 2.- La Asociación  se constituye con el fin de realizar actividades educativas.

Considerando los fines educativos de la asociación, su misión es estimular la producción sistemática de evidencias y teorías que contribuyan al desarrollo del conocimiento en educación y aporten a la formulación y debate de las políticas educativas y sociales en el Perú. Su objeto social es el siguiente:

a) Promover el debate académico e interdisciplinario de resultados de investigación.
b) Promover el desarrollo de capacidades de investigación educativa.
c) Promover el intercambio de investigadores con distintas audiencias (docentes, estudiantes, funcionarios públicos, medios de comunicación).
d) Editar  publicar y distribuir libros y revistas

En el marco de su finalidad educativa y el objeto social, antes señalado, la asociación proyecta realizar, entre otras, las siguientes actividades:

Un Seminario Nacional, cada dos años o cuando lo decida el Consejo Directivo, en lo posible con el auspicio  de instituciones afines a su misión como por ejemplo universidades y centros de investigación.

· Publicar una Revista Peruana de Investigación Educativa.
· Publicar por lo menos un Boletín con información sobre investigación educativa en el Perú y el mundo.
· Organizar espacios para la reflexión, debate y/o capacitación en temas afines a los de la asociación para diferentes audiencias.
· Realizar actividades académicas, tales como seminarios, cursos, conferencias, para el intercambio y difusión de conocimientos y experiencias.
· Gestionar el apoyo y financiamiento requerido para realizar las actividades educativas de la asociación.

Artículo 3.-  Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, la Asociación podrá celebrar todo tipo de actos y contratos con personas naturales y jurídicas, privadas o públicas, nacionales, extranjeras o internacionales, dentro o fuera del territorio de la República del Perú, acorde con el régimen legal que le es aplicable.  Bajo ninguna circunstancia o condición la celebración de un acto o contrato  podrá comprometer la autonomía o independencia de la Asociación.

Asimismo, podrá concertar toda clase de vínculos de cooperación o colaboración, conforme a ley, con entidades públicas o estatales del país o del extranjero, así como entidades privadas, nacionales,  extranjeras o internacionales, que coadyuven al cumplimiento de sus fines.

Artículo 4.- El domicilio de la Asociación es la ciudad de Lima y podrá establecer oficinas, filiales o dependencias en cualquier lugar de la República del Perú o del extranjero, mediante simple acuerdo del Consejo Directivo.

TITULO II: DE LOS MIEMBROS

Artículo 5.- Son Asociados de pleno derecho, los miembros fundadores de la Asociación, así como aquellas personas naturales que se incorporen a la Asociación luego de su constitución.

Artículo 6.- La Asociación llevará un libro de registro, denominado Libro de Registro de Asociados con las formalidades que establece la ley.

En dicho libro deberá consignarse el nombre, documento de identidad, profesión, actividad o especialidad, centro de trabajo, domicilio y fecha de admisión de cada uno de sus asociados, con indicación expresa de los que ejerzan cargos de administración o representación.

Artículo 7.-  Solo podrán ser asociados las personas naturales. Para ser incorporado como asociado se requiere ser mayor de edad, investigador activo en temas de educación, con al menos una publicación (libro, capítulo de libro y/o artículo) en los últimos tres (3) años, que evidencie rigor académico. Los candidatos a asociados deben ser presentados por otros tres (3) asociados.

Estos requisitos serán evaluados por la Asamblea General de Asociados, quien decidirá o no su incorporación como miembros de la asociación. Cuando la Asamblea apruebe la incorporación de asociados, se entiende que se han evaluado y cumplido con los requisitos establecidos para la admisión de asociados.

Artículo 8.- Son derechos de los Asociados:

a. Participar con voz y voto en las Asambleas Generales de Asociados.
b. Proponer y ser propuesto y elegir y ser elegido para desempeñar cargos en la Asociación y/o para integrar los órganos de la misma.
c. Integrar los equipos de trabajo y/o comisiones  que establezca la Asamblea General o el Consejo Directivo.
d. Fiscalizar el cumplimiento del Estatuto  así como la gestión social.
e. Fiscalizar la ejecución de planes, programas, presupuestos, proyectos y exigir la rendición de cuentas o la auditoria o revisión de las cuentas sociales.
f. Recibir periódicamente informes sobre la gestión social y el desempeño de las actividades de la Asociación.
g. Revisar los documentos y libros sociales.
h. Ser representados por otro Asociado en los asuntos relacionados con la Asociación.
i. Las demás que se deriven del presente Estatuto.

Artículo 9.- Son obligaciones de los Asociados:

a. Contribuir al cumplimiento de la finalidad y objeto social de la Asociación.
b. Cumplir y hacer cumplir el Estatuto.
c. Participar en la Asamblea General de Asociados.
d. Participar en las actividades de la Asociación.
e. Abonar oportunamente las cotizaciones ordinarias y extraordinarias y demás obligaciones que pueda establecer la Asamblea General.
f. Cumplir las decisiones de los órganos de la Asociación adoptadas conforme al Estatuto.
g. Desempeñar los cargos para los que fueron elegidos y cumplir con las comisiones o trabajo que les encomiende el Consejo Directivo y la Asamblea General.

Artículo 10.- Se pierde la condición de miembro de la Asociación:

a. Por renuncia expresa.
b. Por infracción al Estatuto decretada por la Asamblea General.
c. Por reiterada inasistencia o incumplimiento de sus obligaciones.
d. Por imposibilidad física o jurídica de continuar con sus obligaciones o ejercer sus derechos como asociado, incluyendo los supuestos de insolvencia o condena privativa de la libertad.
e. Por representar intereses contrarios a los fines de la Asociación.

Las faltas que cometan los Asociados serán sancionadas con amonestación, suspensión de sus derechos o exclusión de la Asociación, conforme a la gravedad o reincidencia de la falta, de conformidad con el Reglamento Interno de Sanciones de Asociados que apruebe la Asamblea General de Asociados. La Asamblea General de Asociados podrá imponer cualquiera de las sanciones indicadas, debiendo estar prevista la falta que sustenta la sanción en el Reglamento Interno de Sanciones de Asociados.

TITULO III: DE LOS ÓRGANOS DE LA ASOCIACIÓN

Artículo 11.- Son órganos de la Asociación:

a. La Asamblea General de Asociados.
b. El Consejo Directivo.
c. El Secretario Ejecutivo.

CAPITULO I : DE LA ASAMBLEA GENERAL DE ASOCIADOS

Artículo 12.-  La Asamblea General de Asociados representa la universalidad de los Asociados y está integrada por todos aquellos que gocen del pleno ejercicio de sus derechos conforme al Libro de Registro de Asociados.

La Asamblea General es el órgano supremo de la Asociación y sus decisiones, tomadas de acuerdo a la Ley y el Estatuto, son obligatorias para todos los asociados, aún para aquellos que hubiesen votado en contra, se hubiesen abstenido de votar o estuviesen ausentes, fuesen disidentes de la Asamblea General o adquiriesen la calidad de asociados con posterioridad a la fecha de celebración de la misma, sin perjuicio de los derechos de impugnación y separación.

Artículo 13.- Las sesiones de la Asamblea General serán ordinarias y extraordinarias.  Las sesiones ordinarias se realizarán una vez al año dentro de los primeros tres meses del ejercicio, y las sesiones extraordinarias se realizarán conforme a las necesidades de la Asociación.

La Asamblea General es convocada por el Presidente del Consejo Directivo en los casos previstos en este Estatuto, cuando lo acuerde el Consejo Directivo, o cuando lo soliciten no menos de la décima parte de los Asociados.

Artículo 14.-  Compete a la sesión ordinaria de la Asamblea General de Asociados:

a. Definir los lineamientos generales del desarrollo de la Asociación, así como las políticas y criterios para la elaboración de programas de trabajo, planes y proyectos en cumplimiento de su objeto social.
b. Aprobar los planes, programas, proyectos y presupuestos de la Asociación.
c. Aprobar o desaprobar la memoria de gestión social, balance, cuentas de resultados e informes que le someta el Consejo Directivo.
d. Elegir a los  miembros del Consejo Directivo, a los Directores Alternos si así lo dispusiera la misma Asamblea, al Presidente de dicho Consejo y al Secretario Ejecutivo.
e. Los demás asuntos que hubiesen sido materia de la Agenda.

Artículo 15.- Compete a la sesión extraordinaria de la Asamblea General de Asociados:

a. Designar representantes, apoderados, delegados señalando sus poderes, atribuciones y facultades.
b. Crear y suprimir programas, proyectos especiales u otros de naturaleza similar; así como normar su funcionamiento.
c. Modificar el Estatuto Social.
d. Aprobar y modificar Reglamentos.
e  Disponer auditorias, balances o investigaciones.
f. Disolver y aprobar la liquidación de la Asociación.
g. Los demás asuntos que hubiesen sido materia de Agenda.
h. Las que establece la Ley y el presente Estatuto.

Artículo 16.- Las sesiones de Asamblea General de Asociados deberán ser convocadas mediante esquela notificada con no menos de cinco (5) días de anticipación a la celebración de la misma, indicando fecha, hora, lugar y asuntos a tratar.  Si la Asamblea General no se hubiese podido reunir en primera citación y la esquela de convocatoria no estableciese la oportunidad en que deberá reunirse en segunda, la Asamblea se entenderá automáticamente convocada para el  tercer día hábil siguiente a la misma hora y en el mismo local.  Sin embargo, no será necesaria la convocatoria previa si estuviesen presentes todos los Asociados hábiles y acordaran unánimemente celebrar la Asamblea y tratar los asuntos materia de Agenda.

Artículo 17.- Para la validez de las reuniones de Asamblea General se requiere, en primera convocatoria, la concurrencia de más de la mitad de los Asociados.  En segunda convocatoria, basta la presencia de cualquier número de Asociados.  Los acuerdos se adoptarán con el voto favorable de más de la mitad de los Asociados concurrentes.

Para modificar el Estatuto, para excluir Asociados o para disolver la Asociación se requiere, tanto en la primera como en la segunda convocatoria, la asistencia de las dos terceras (2/3) partes de los Asociados. Los acuerdos se adoptarán, en estos casos, con el voto favorable de más de la mitad de los Asociados concurrentes.

Sólo los Asociados hábiles conforme al Libro Registro de Asociados serán tomados en cuenta para la asistencia y votación en Asamblea General. Todo Asociado que tenga vigente el ejercicio de sus derechos tendrá derecho a un voto en la Asamblea General.

Artículo 18.- Los asociados pueden ser representados en Asamblea General por otro asociado. Este último participará con un voto a título personal y tendrá tantos otros votos como representados tenga. Sin embargo, no votará el asociado o su representante cuando se trate de asuntos en que tengan especial interés ellos mismos o su cónyuge o sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad.

Artículo 19.- Las sesiones de la Asamblea General serán presididas por el Presidente del Consejo Directivo. Actuará como Secretario la persona designada por la Asamblea General. En ausencia del Presidente del Consejo Directivo, el cargo será ejercido por algunos de los Directores y, en su defecto, por la persona que designe la misma Asamblea.

Artículo 20.-  Se llevará un Libro de Actas, debidamente legalizado, donde se registrarán todos los acuerdos que adopte la Asamblea General.

Para las Actas se observarán las siguientes reglas:

a. En el acta de cada sesión deberá indicarse el lugar, fecha y hora en que se realizó; el nombre de las personas que actuaron como Presidente y Secretario; la forma y resultado de las votaciones y los acuerdos adoptados; deben insertarse o agregarse la lista de los asociados asistentes y, en su caso, la certificación del Presidente de haberse cursado la esquela de convocatoria.
b. Los asociados asistentes están facultados a solicitar que quede constancia en el acta del sentido de las opiniones y de los votos que hayan emitido.
c. Cuando el acta sea aprobada en la misma Asamblea, ella debe contener dicha aprobación y, cuando menos, deberá ser firmada por el Presidente y Secretario de la Sesión y por dos (2) asociados elegidos por la misma Asamblea, salvo que el total de asistentes sea inferior a cuatro asociados, en cuyo caso deberá ser suscrita por todos los asociados asistentes.
d. Cuando el Acta no sea aprobada en la misma Asamblea, ésta designará especialmente a un asociado para que, conjuntamente con el Presidente y el Secretario de la Sesión, la revisen y la aprueben, salvo que el total de asistentes sea inferior a cuatro, en cuyo caso deberá ser suscrita por todos los asociados asistentes.
e. Cualquier asociado puede firmar el Acta.
f. El Acta tiene fuerza legal desde su aprobación.

CAPITULO II : DEL CONSEJO DIRECTIVO

Artículo 21.- La Asociación será administrada y dirigida por un Consejo Directivo que tendrá las facultades de gestión necesarias para la administración de la Asociación dentro de su objeto y fines, con excepción de los asuntos que la Ley o el Estatuto atribuyen a la Asamblea General.

Artículo 22.- El Consejo Directivo estará integrado por tres (3) personas: Presidente, Director de Publicaciones y Director de seminarios, elegidas por  la Asamblea General por un período de dos años, pero vencido dicho período continuarán en el cargo hasta que se designe a las personas que los sustituyan.

Los cargos del Consejo Directivo podrán ser remunerados o no, según lo acuerde la Asamblea en su oportunidad.

La Asamblea General podrá nombrar Directores Alternos por cada Director Titular, los cuales sustituyen al miembro directivo titular que corresponda, de manera definitiva en caso de vacancia, o en forma transitoria en caso de ausencia o impedimento. Bastará la presencia o actuación del Director Alterno para demostrar la ausencia o impedimento del titular.

En caso que no se hayan nombrado Directores Alternos, el Director académico  reemplazará al Presidente en caso de ausencia o impedimento.

Artículo 23.- Vaca el cargo de Director por muerte, renuncia, remoción, incapacidad física o mental y por cualquier causa análoga incompatible con el ejercicio de las funciones declaradas por el Consejo Directivo.

Los Directores Alternos, si los hubiera, reemplazan en el cargo a sus respectivos titulares y desempeñarán sus funciones hasta completar el período del Director que hubiese cesado, con las mismas facultades, poderes, derechos, obligaciones y responsabilidades que el resto de Directores titulares.

Si el Presidente del Consejo Directivo vacase en el cargo, su Director Alterno si existiera o el Director Académico convocarán a sesión extraordinaria de Asamblea General de Asociados para elegir a su sucesor o ratificar, en su caso, a su Director Alterno.

Si no hubiesen Directores Alternos o existiendo éstos, vacasen simultáneamente más de la mitad de Directores, los Directores hábiles asumirán conjuntamente la administración de la Asociación y convocarán de inmediato a una Asamblea General para la designación de los nuevos Directores.

Artículo 24.-  El Consejo Directivo se reunirá ordinariamente en forma semestral, y extraordinariamente cuando lo convoque el Presidente del Consejo Directivo por su propia iniciativa, cuando lo solicite cualquiera de los Directores o el Secretario Ejecutivo.

Artículo 25.-  Para sesionar válidamente el Consejo Directivo requerirá la asistencia de la mayoría de sus miembros y tomará acuerdos con la mayoría de los miembros asistentes.

Artículo 26.-  El Consejo Directivo sólo podrá adoptar decisiones reunido en sesión. Para las sesiones del Consejo Directivo se observarán las siguientes normas:

a. Las convocatorias a sesiones ordinarias no requerirán de convocatoria específica si el propio Consejo Directivo hubiese normado su funcionamiento regular. En defecto, la convocatoria a sesiones ordinarias y las extraordinarias, en su caso, serán hechas por el Presidente del Consejo Directivo mediante esquela con una anticipación de no menor de tres días a la fecha señalada.

b. En la citación deberá indicarse el lugar, fecha y hora de reunión y la indicación de los asuntos a tratar.

c. Podrán llevarse a cabo reuniones válidas del Consejo Directivo sin necesidad de convocatoria previa, cuando se encuentren presentes todos los Directores y dejen constancia en el Acta de su consentimiento unánime de celebrar la sesión.

d. Cualquier Director puede someter a consideración del Consejo Directivo los asuntos que crea de interés para la Asociación.

e. El Presidente del Consejo Directivo presidirá las sesiones, en su ausencia desempeñará la Presidencia su Director alterno  o, en caso de no  existir éste, lo hará el Director Académico. Actuará como Secretario el Director que designe el Consejo Directivo.

Artículo 27.- Compete al Consejo Directivo:

a. Formular y someter a la aprobación de la Asamblea General la memoria de gestión, el balance, estado de resultados y demás cuentas e informes.
b. Encomendar determinados asuntos a uno o más Directores, sin perjuicio de las atribuciones del Presidente del Consejo Directivo, del Director de Publicaciones y Seminario y/o de los poderes que pudiera conferir a cualquier persona.
c. Aceptar la dimisión de sus miembros y promover las vacantes que se produzcan en los casos previstos por el Estatuto.
d. Designar al Secretario Ejecutivo si no hubiese sido designado por la Asamblea General, definir sus condiciones de trabajo y remuneración así como removerlo y designar a la persona que lo sustituya.  Todo ello con cargo a dar cuenta a dicha Asamblea.
e. Reglamentar su propio funcionamiento.
f. Establecer comisiones especiales bajo su dependencia y normar su funcionamiento.
g. Elaborar reglamentos internos de la Asociación.
h. Designar representantes, delegados y otorgar poderes. Especialmente, designar a los apoderados especiales para el ejercicio de las facultades bancarias y financieras a que se refiere el literal v. del artículo 36 del presente Estatuto.
i. Supervisar la marcha financiera y ejecución presupuestaria.  En tal virtud, disponer la asignación de los recursos patrimoniales y financieros de la Asociación, en concordancia con los presupuestos generales aprobados por la Asamblea General de Asociados.
j. Cuidar que la contabilidad esté al día, inspeccionando libros, documentos, operaciones y dictando las disposiciones necesarias para el funcionamiento normal de la Asociación.
k. Presentar a la asamblea la información necesaria para formular la memoria de gestión social, el Balance General de cada ejercicio, los Estados de Resultados y demás cuentas e informes.
l. Dar cuenta en cada sesión de Asamblea de la marcha institucional y estado de los programas, así como de la aplicación de los ingresos y de la existencia de los fondos de la Asociación.
m. Todas las demás que se deriven de su naturaleza de órgano administrador de la Asociación.

El Consejo Directivo podrá formar grupos de trabajo convocando la participación de otros asociados.

Artículo 28.- También constituyen facultades del Consejo Directivo, las siguientes, las cuales podrán ser ejercidas por cualquiera de sus miembros a sola firma:

a. Representar legalmente a la Asociación.
b. Ordenar pagos y otorgar  recibos y cancelaciones.
c. Iniciar, impulsar, tramitar y concluir cualquier procedimiento administrativo necesario para el cumplimiento del objeto social, gozando de las facultades generales y especiales previstas en los artículos 53, 115 y demás normas que resulten pertinentes de la Ley del Procedimiento Administrativo General (Ley Nº 27444) y demás leyes especiales. Dentro de las facultades especiales están incluidas la presentación de declaraciones juradas, la interposición de reclamaciones u otros medios impugnativos, así como la potestad de desistirse y renunciar a derechos.
d. Representar las acciones y derechos de la Asociación
e. Representar a la Asociación en toda clase de trámites, procesos judiciales o   procedimientos administrativos o fuera de estos, quedando investido con las facultades generales y especiales de los artículos 74 y 75 del Código Procesal Civil, sin reserva ni limitación alguna. En tal virtud, podrá actuar en representación de la Asociación, en todo tipo de procesos o procedimientos donde ésta intervenga como demandada, demandante, tercero legitimado, denunciante o denunciada, apersonarse a cualquier proceso o procedimiento, realizar todos los actos de disposición de derechos sustantivos que estime convenientes, interponer toda clase de demandas o solicitudes no contenciosas o incidentales, contestar demandas, reconvenciones y solicitudes no contenciosas, absolver medios de defensa cualquiera sea éste, reconvenir, proseguir los procesos que tenga iniciados, ratificar la actuación de procuradores oficiosos, recusar, interponer medios impugnatorios o todo tipo de defensas contra resoluciones u otros actos procesales, prestar declaración de parte, reconocer o desconocer documentos y/o instrumentos, impugnar documentos y cualquier otro tipo de medios probatorios, conciliar judicial o extrajudicialmente, desistirse del proceso y de la pretensión cualquiera fuera ésta, allanarse a la pretensión, ofrecer medios probatorios, dar testimonio, transigir judicial y extrajudicialmente, aceptando las garantías reales o personales que estime necesarias, impugnar o efectuar consignaciones, recoger consignaciones, retenciones y depósitos efectuados por o ante cualquier persona natural o jurídica, solicitar medidas cautelares, otorgar contracautela, disponer derechos sustantivos, someter a arbitraje las pretensiones controvertidas en el proceso, asistir a audiencias cualquiera fuera ésta, asistir a diligencias de remate, y en general realizar cualquier acto de ejecución que la resolución judicial, arbitral o administrativa demande, sustituir o delegar la representación procesal y para los demás actos que exprese la ley. Adicionalmente, someter a arbitraje, sea de derecho o de conciencia, nacional o internacional, controversias de toda índole, suscribiendo el correspondiente convenio arbitral, así como renunciar, conciliar y/o transigir y/o pedir la suspensión y/o desistirse del  proceso arbitral. Designar árbitro y/o árbitros, así como recusarlos, y/o designar institución arbitral organizadora del arbitraje, presentar el formulario de sumisión correspondiente y/o pactar las reglas a que se someterá el proceso arbitral y/o disponer la aplicación del reglamento que tenga establecido la institución organizadora, si fuera el caso. Adicionalmente, presentar ante el árbitro o el Tribunal Arbitral la posición de la institución, presentado escritos de demanda y reconvención, ofreciendo pruebas, contestando alegaciones de la parte contraria, participando en audiencias, dando declaraciones, interponiendo los recursos impugnatorios contra laudos previstos en la Ley General de Arbitraje y normas especiales, incluyendo solicitudes de aclaración y/o integración del laudo arbitral, y en general realizar todos los actos formales y de disposición de derechos sustantivos que requiera la tramitación del proceso arbitral.

f. De conformidad con el artículo 14 de la Ley 26872, Ley de Conciliación y los artículos 17, 18 y 19 del Reglamento de la Ley de Conciliación aprobado por Decreto Supremo Nº 004-2005-JUS, conciliar extrajudicialmente ante cualquier tipo de conflicto de intereses, y ser invitado para conciliar.

g. Contratar, fiscalizar, suspender, reemplazar, separar a trabajadores, asesores, consultores, obras y servicios necesarios para la buena marcha de la Asociación.  Representar a la Asociación en cualquier asunto de carácter laboral sea con servidores con vínculo laboral vigente, individual o colectivamente considerados, o con ex’servidores que reclamen el pago de beneficios sociales. Dichas facultades se ejercerán con arreglo a lo dispuesto por el Decreto Ley Nro. 25593, Decreto Supremo No. 004-96-TR, Ley Procesal del Trabajo No. Ley 26636, complementados con las facultades generales y especiales previstas en los Artículos 74 y 75 del  Código Procesal Civil.  Tales facultades se hacen extensivas y serán complementadas con las que se pudieran señalar en otros dispositivos legales o normativos que se expidan en el futuro ampliando, complementando, modificando o sustituyendo las normas anotadas y se realizarán sin reserva ni limitación alguna, pudiendo sustituir o delegar total o parcialmente este poder y reasumirlo.

h. Representar a la Asociación ante las autoridades administrativas del trabajo y ante los órganos administradores de tributos que gravan las remuneraciones y condiciones de trabajo, negociar o convenir con ellas la creación o extinción de las obligaciones sustantivas o formales que fueran de cargo de la asociación; quedando asimismo investido de las facultades a que se refieren los artículos 53, 115 y demás normas que resulten pertinentes de la Ley del Procedimiento Administrativo General (Ley Nº 27444) y demás leyes especiales.

i. En general, representar a la Asociación ante todo tipo de autoridades judiciales, civiles, administrativas y militares.

Adicionalmente, firmando conjuntamente cualesquiera dos (2) de los Directores de la Asociación, podrán:

– Solicitar, acordar, contratar y verificar las operaciones de préstamos y créditos; abrir, transferir y cerrar cuentas corrientes bancarias y solicitar sobregiros o créditos en cuenta corriente; girar, endosar, protestar, ejecutar y cobrar cheques de cualquier índole; girar, aceptar, avalar, reaceptar, renovar, endosar, protestar, ejecutar, descontar, negociar y cobrar letras de cambio, vales, pagarés, giros y cualquier otro título-valor o documento de crédito; depositar, retirar, vender y comprar valores; abrir y cerrar cajas de seguridad; abrir, transferir  y cancelar cuentas de ahorro; depositar o retirar dinero de los depósitos que la Asociación tenga en los Bancos o en cualquier otra institución financiera, de crédito y/o ahorro; solicitar cartas de crédito, celebrar contratos de arrendamiento financiero, advance account y préstamos en el extranjero; y, en general, todas las actividades de crédito, bancarias, financieras, mercantiles, civiles o conexas, de modo activo o pasivo, dentro del territorio de la República o fuera de él, sea en moneda nacional o extranjera, dentro de los límites permitidos por la legislación.

– Girar cheques, ya sea sobre saldos deudores o acreedores, cobrar cheques y endosar cheques para abono en cuenta de la sociedad o a terceros; girar, emitir, aceptar, endosar, cobrar, avalar, afianzar, renovar, prorrogar y/o descontar letras de cambio, pagarés, facturas conformadas y cualquier otro título valor; endosar certificados de depósito, conocimientos de embarque, pólizas de seguros y/o  warrants, así como cualquier otro título valor o documento comercial o de crédito transferible; depositar y retirar valores mobiliarios en custodia; asimismo gravarlos y enajenarlos; realizar cualquier operación bancaria, inclusive la apertura, retiro y/o cierre de cuentas corrientes, cuentas a plazo, cuentas de ahorro, cuentas de custodia y/o depósitos, depositar o retirar fondos, girar contra  las cuentas, solicitar sobregiros; solicitar y abrir cartas de crédito, solicitar y contratar fianzas bancarias, celebrar contratos de arrendamiento financiero o “leasing”, “lease back”, factoring y/o underwriting; observar estados de cuenta corriente, así como solicitar información sobre operaciones realizadas en cuentas y/o depósitos de la sociedad; efectuar cobros de giros y transferencias, efectuar cargos y abonos en cuentas, efectuar pagos de transferencias  y otorgar cancelaciones y recibos; celebrar contratos de compraventa, promesa de compraventa y/o opciones,  pudiendo vender y/o comprar bienes inmuebles y/o muebles, incluyendo acciones, bonos y demás valores mobiliarios, así como realizar operaciones de reporte respecto de estos últimos;

– Celebrar todo tipo de actos y/o contratos para el normal desempeño de la institución, adquirir, transferir, comprar y vender bienes muebles o inmuebles o derechos sobre ellos; celebrar operaciones de préstamo, mutuo, arrendamiento, dación en pago, fideicomiso, fianza, comodato, uso, usufructo, opción, cesión de derechos y de posición contractual; tanto en manera activa como pasiva, para la adquisición, disposición y gravamen de toda clase de bienes muebles e inmuebles, incluyendo el alquiler y posterior manejo de cajas de seguridad; así como cualquier tipo de contrato bancario; así como acordar la validez de las transferencias electrónicas de fondos, por facsímil u otros medios similares, entre cuentas propias o a favor de terceros; prestar aval y otorgar fianza  a nombre de la asociación a favor de  de terceros; así como constituir garantía mobiliaria o hipoteca o gravar de cualquier forma los bienes muebles o inmuebles de la asociación , pudiendo afectar cuentas, depósitos, títulos valores o valores mobiliarios en garantía, inclusive en fideicomiso en garantía; celebrar contratos de crédito en general, ya sea crédito en cuenta corriente, crédito documentario, préstamos, mutuos, advance account y otros; así como ceder derechos y créditos.

La Asamblea General podrá ampliar estas facultades o designar otros apoderados o representantes otorgándoles los poderes correspondientes.

CAPITULO III:  EL SECRETARIO EJECUTIVO

Artículo 29.-  El Secretario Ejecutivo es designado con el carácter de cargo de confianza y mientras desempeñe el cargo será el funcionario de más alto nivel de la Asociación. El Secretario Ejecutivo implementa los acuerdos de Asamblea General y del Consejo Directivo. Será designado por la Asamblea General de Asociados o, en su defecto, por el Consejo Directivo. El Secretario Ejecutivo puede participar en el Consejo Directivo, con derecho a voz aunque sin voto.

Cuando un miembro del Consejo Directivo sea designado, a su vez, como Secretario Ejecutivo, ejercerá su derecho a voto en las sesiones del Consejo Directivo.

Artículo 30.- El Secretario Ejecutivo gozará de las siguientes facultades:

a. Llevar a cabo las tareas encomendadas por el Consejo Directivo y relacionadas con el seminario nacional, las publicaciones y el funcionamiento general de la asociación.
b. Solicitar y concretar permisos u concesiones administrativas, sean gratuitas u onerosas y celebrar los convenios correspondientes
c. Suscribir la correspondencia oficial de la Asociación y usar el sello de la Asociación.
d. Coordinar el trabajo al interior de la Asociación.

La Asamblea General o el Consejo Directivo podrán ampliar estas facultades o designar otros apoderados o representantes otorgándoles los poderes correspondientes.

TITULO IV : DEL PATRIMONIO

Artículo 31.- La Asociación tiene como patrimonio el que arroje sus balances o estados financieros.

Todo ingreso y los excedentes que genere cualquier actividad que realice la Asociación se integran a su patrimonio. El patrimonio de la asociación no  podrá distribuirse directa ni indirectamente entre los asociados. El patrimonio se dedicará exclusivamente a la ejecución de los fines y  objetivos de la Asociación en el país, de acuerdo a lo señalado en el presente estatuto.

Artículo 32.- Las cotizaciones ordinarias y extraordinarias serán establecidas por la Asamblea General mediante el voto de la mayoría de los Asociados.

Artículo 33.- Son recursos de la Asociación:

a. Las cuotas ordinarias y extraordinarias que abonen sus miembros, así  como los aportes voluntarios de éstos.
b. Las donaciones, legados, subvenciones y cualquier otro tipo de aportación que reciba para el logro de sus fines y objetivos.
c. La renta que generen los depósitos en instituciones bancarias y financieras de los recursos institucionales.
d. Los ingresos provenientes de la organización de actividades y eventos.
e. Los derivados de la constitución de fondos y reservas y, en general, cualquier otro tipo de ingreso proveniente de sus bienes, actividades en ejecución estricta de su finalidad y objeto social establecido en los presentes Estatutos; así como los obtenidos por cualquier otro medio permitido por la ley, atendiendo siempre a los fines y objeto social de la asociación.

TITULO V : DE LA DISOLUCIóN Y LIQUIDACIóN

Artículo 34.- La disolución de la Asociación podrá ser acordada en sesión de la Asamblea General siempre que hubiese sido convocada especialmente para ello y se observen los requisitos establecidos en los Artículos 16 y 17 del presente Estatuto.

Artículo 35.- La liquidación será efectuada por un Liquidador o una Comisión Liquidadora designada especialmente para esa función por la Asamblea General.

En caso la Asamblea General opte por designar una Comisión Liquidadora, ésta se integrará por  un número de tres (3) a cinco (5) personas, que podrán ser asociados o no de la institución. Dicha Comisión propondrá a la Asamblea a cuál de las entidades que persigan finalidades similares o complementarias a las de ésta, deberán pasar el haber neto resultante del proceso de liquidación.  La Asamblea deberá sesionar para acordar a que institución de fines similares o complementarios a ésta asociación se le asignará finalmente el haber neto resultante de la liquidación.

La Comisión Liquidadora contará con un Presidente. Al momento de la elección de los miembros de esta comisión, la Asamblea designará a la persona que ocupará el cargo de Presidente y que se encargará de convocar, por cualquier medio, a sesiones de la Comisión, cuando lo juzgue conveniente o cuando lo solicite la Asamblea.

A efectos de sesionar válidamente se requerirá la asistencia de la totalidad de sus integrantes, en caso se conforme por tres (3) miembros; y la asistencia de tres (3) integrantes en caso se componga por cinco (5) miembros. La Comisión Liquidadora adoptará decisiones por mayoría simple de los miembros concurrentes.

Artículo 36.-  Concluida la liquidación, el Liquidador o la Comisión Liquidadora convocará a la Asamblea General, quien aprobará las cuentas de las operaciones en liquidación.

TITULO VI : DISPOSICIONES FINALES

Artículo 37.- En todo lo que no esté previsto en el presente Estatuto se aplicarán las normas pertinentes del Código Civil de la República del Perú establecidas para las Asociaciones Civiles.

Artículo 38.- Toda clase de desacuerdos que surjan en la interpretación del presente Estatuto serán resueltos por la Asamblea General de Asociados.

CUARTO: El primer Consejo Directivo tendrá una duración de dos (2) años, pero continuarán en el cargo hasta que se designe a las personas que los sustituyan según lo establecido en el artículo 22 de los estatutos:

PRESIDENTE:  Jean-Marie Ansión Mallet

DIRECTOR DE PUBLICACIONES: Santiago Cueto Caballero

DIRECTORA DE SEMINARIOS: Verónica Villarán Bedoya